Sabias que… se puede curar la epilepsia?

Que es epilepsia

Del griego, la palabra epilepsia significa: detención  imprevista cosa que podemos comprobar en el momento del ataque, pues va acompañado precisamente de convulsiones imprevistas, violentas y de pérdida del conocimiento.

Causas epilepsia

La causa de esta dolencia está en la sangre impura y mala heredada de los padres.  La zona digestiva tiene inflamación crónica debido a las putrefacciones intestinales y a la fiebre interna. Estas personas padecen de desequilibrio térmico agudo del cuerpo. Hay ciertos factores que facilitan la aparición de esta afección, lesiones cerebrales ocasionados por golpes, tumores o inflamación, consumo de toda clase de tóxicos y venenos, en especial medicamentos, alimentos indigestos, etc.

Síntomas epilepsia

Aparecen en forma brusca y repentina. La persona tiene zumbidos en los oidos, siente voces y olores desagradables, ve luces, etc., se empalidece, pierde el conocimiento y cae al suelo, las pupilas se dilatan, a veces se muerde la lengua porque los maxilares se aprietan. Se contraen los músculos de la cara, los ojos, los maxilares, los brazos y las piernas.

Ataques epilépticos

Varían en su frecuencia desde presentarse muy pocos en el curso de la vida, o uno o dos por año hasta tenerlas diariamente y uno seguido del otro.

Tratamiento epilepsia

Los primeros auxilios durante el ataque son: evitar que el sujeto se muerda la lengua. Para esto poner le un pañuelo, una cuchara o un lápiz en la boca, cuidando que en cuanto vengan las convulsiones no se dañe alguna parte del cuerpo. El mejor calmante es una compresa de agua fria al vientre. Cuando el ataque termine no dejar que el sujeto se enfríe.

El enfermo no debe quedarse solo por ningun motivo hasta que recupere el conocimiento. Una vez recuperado del ataque seguirá.

 

 

 

 

 

Una vez que el sujeto pueda valerse por si mismo, es recomendable que muy de mañana camine, aunque sea sólo unos minutos, por el rocío de los prados, por la tierra húmeda o por la orilla de la playa. Esta práctica cotidiana ayudará notablemente a la pronta recuperación de todo enfermo de los nervios.

Hacerse vapor con ortigas o con seis frotaciones de agua fría si guarda cama; en los niños se puede reemplazar por la envoltura de tronco o la de pies y pantorrillas, alternándolas en su aplicación, es decir, un día, una y al día siguiente, otra.

Se debe vigilar que el intestino se desocupe, si no hay evacuación diaria se aplicará enema o lavativa.

Esta comprobado que se puede curar la epilepsia no un 100% pero si se han llegado a mejorías de hasta un 90% casi no teniendo ataques epilepticos, siguiendo una cuidadosa dieta alimenticia, caminando como recomendamos unos párrafos mas arriba por todos los medios posibles evitar el estrés…

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compártelo ahora!

Comentarios

Cuentanos que piensas...




*